SOBRE LA LIBERTAD y EL LIBRE-ESCLAVISMO

La libertad que invocas debes ejercerla a tal punto que nada que te haga libre parezca una claudicación a una idea, a una causa, a una amistad, a una pasión... No existe ser libre condenado a detenerse por cuanto temor a decir su pensamiento se presente. Nada debe ser más importante que seguir siendo libre.

Hay libertades promocionadas y ejercidas que parecen similares. Una es la que te dicen que eres libre y la otra: La que sabes que lo eres y desde ahí la ejerces.

No puede haber libertad cuando una ideología, se antepone al acto de sentir, de emocionarse con algo que ideológicamente significa estar rompiendo algo de lo que alinea , de lo que uniforma...de lo que esclaviza...
Miguel Longarini.